" Hervás con sus castañares recoletos en la falda de la sierra, que hace espalda de Castilla, tus telares reliquias de economía medieval que el siglo abroga, y en un rincón la sinagoga en la que la grey se reunía, que hoy añora la verdura de España, la que regara con su lloro, -de él no avara- el Zaguán de Extremadura"
(Miguel de Unamuno)


Os invito a que emprendamos juntos un viaje gracias al cual esperamos llegar a conocer mejor el Barrio Judío de Hervás y su patrimonio histórico y cultural en general. Porque sólo protegemos lo que amamos, y sólo amamos lo que conocemos.

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

domingo, 3 de abril de 2011

PERRUNILLAS


Hoy abordaremos la elaboración del dulce más típico de Hervás, junto con los mantecados y los coquillos. Se trata de productos que podemos adquirir en las panaderías durante todo el año. Mientras los nuégados y las sopas dulces son propios de las Navidades, y se confeccionan únicamente en el calor del hogar. O más bien así era cuando aún se preparaban las recetas tradicionales, cada día más olvidadas.

INGREDIENTES
300 gr. de manteca de cerdo
5 huevos
600 gr. de harina aproximadamente (la masa indicará la que admite exactamente)
300 gr. de azúcar
media copita de anís

La manteca de cerdo, a temperatura ambiente, se trabaja con las manos, mezclando con el azúcar, el anís y 4 yemas. Sucesivamente añadimos la harina. Obtenida la masa, se divide en bolitas que se aplastan en forma de tortitas gruesas de entre 5 y 7 centímetros de diámetro. Batimos un huevo y pintamos las perrunillas, echando después una pizca de azúcar por encima.
Se cuecen en el horno hasta que se doren en su superficie, a unos 180 grados durante unos 15-20 minutos. Aunque conviene vigilarlas atentamente.

19 comentarios:

  1. Muy de pequeño probé unas perrunillas y, tanto me gustaron, que, cuando a los pocos días me regalaron un cachorrito de perrita de la raza "mil leches", le puse de nombre "Perunilla". Y con él se quedó. No había vuelto a oír tal nombre. ¡Gracias y besos!

    ResponderEliminar
  2. Con total seguridad hubo de ser un "chuchete" muy dulce. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por recordarme un poco mi infancia con estas perrunillas.Recuerdo cuando mi abuela de pequeño las hacia en la tahona.Felicidades por tu blog,lo seguire mas amenudo.
    http://kanito78.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. HOLA

    ME GUSTA ESTA RECETA CON TU PERMISO TOMO NOTA DELLA PARA PROBARLA

    UN SALIDO

    PEPE

    ResponderEliminar
  5. Voy a aprender a cocinar con tu blog.
    Recetas maravillosas!
    Gracias por compartir * __ *

    Siempre regresan. Siga usted:)

    Abrazos desde Brasil * __ *

    http://taniadecamargo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Hace unos cuantos años, en compañía de mis padres, visite Hervas de paso. Comí unos dulces por los cuales siempre le pregunte a mi Madre sin que supiera como hacerlos. Quizás eran las perrunillas. Intentaré hacerlos y recordar ese viejo sabor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. O esto o las mantecadas... Tú prueba a ver qué pasa. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Suena tentador... voy a probar

    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Nunca las probé, la verdad no soy muy aficionado a los dulces, pero tienen muy buena pinta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Esta receta es magnifica y tienen que estar riquísimas, siempre que suena el hermoso nombre de Hervas viene a mis recuerdos la primera vez que mi esposa y yo estuvimos en ese precioso pueblo, donde pasamos unos días inolvidables, luego hemos regresado varias veces y siempre que podemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. mmmm.... te lo cambio por ensaimadas mallorquinas. jajaj

    ResponderEliminar
  12. Se ven muy bien, Salomé, voy a ver si logro hacerlas...
    Te sigo.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Salo:

    Vengo a través de Humberto Dib, de su blog, digo. Otro día caigo con más tiempo a ver de qué se trata tu espacio. Hoy ando más vertiginoso que una cabra en patines halada por un coche en la Gran Vía madrileña. Jajaja!

    Abrazos,
    Frank.

    ResponderEliminar
  14. Prodigioso, Frank: en juventud así me llamaban los compañeros de la Universidad... Muchos recuerdos de antes de marcharme a vivir a Italia. Aquí me encontrarás la próxima vez, cuando vuelvas más calmado. Bueno, aquí más bien no porque no paso mucho; suelo andar en mi otro blog. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Que buena pinta tienen Salomé. Como deben de sentar acompañando a un buen café después de comer junto al calor de la chimenea en un una tarde de invierno............
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Me parece delicioso! Tentaremos fazer por aqui pela sua receita.

    ResponderEliminar
  17. Olá! Salomé Guadalupe, obrigado por sua visita em meu Blog, e pela disposicao em comentar.
    Espero acertar nas Perrunillas!

    ResponderEliminar
  18. Cara Salomè presumo che siano dei dolci,pertanto foto molto bella il soggetto molto DOLCE ciao GUIDO.

    ResponderEliminar